Houdini en Fundación Telefónica

Harry Houdini se pasó la vida retando a la muerte. Superó cada desafío. Se escapó de grilletes y camisas de fuerza, de las prisiones más seguras, de una celda acuática y hasta de una lechera y siempre evadió la muerte por asfixia. Murió en Halloween en 1926 de una infección provocada por una peritonitis. Hizo un pacto con su esposa y le dio un mensaje en vida, un código secreto para comunicarse desde el más allá. Su viuda intentó comunicarse mediante sesiones de espiritismo durante una década. Luego declararía “diez años son suficientes para esperar a un hombre”.

En la muestra  Houdini, las leyes del asombro que se exhibe hasta el 2 de junio en Fundación Telefónica Argentina se ve un recorrido por la vida del mago. Hay muchos datos curiosos, su amistad y enojo con Arthur Conan Doyle, su maestría en el automarketing (aunque entonces ni existiera el término), su vínculo con el espiritismo, la ficticia rivalidad con su hermano Hardeen y sus hazañas.

En Arenales 1540, CABA.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s