Accesibilidad. Sentidos en primer plano

Cuando supe que Ángel Pazos López venía a la ciudad a dar una conferencias sobre los retos de la accesibilidad en museos no lo dudé y fui puntual a Fundación Proa a escucharlo. Resulta que él es investigador del departamento de Historia Del Arte Medieval de la Universidad Complutense de Madrid, y secretario académico del consorcio Musacces. Tanta introducción podría darnos la idea de que está encerrado en un claustro reflexionando. Por el contrario, forma parte de un equipo de 85 investigadores que dedica su conocimiento a mejorar el acceso a los museos, en particular el Museo del Prado. “Nuestro trabajo parte de una necesidad social: la preocupación por los destinatarios, por quién puede acceder al museo. Nos tenemos que preguntar para quién diseñamos el discurso del museo”, dijo Pazos López.

Este interrogante se enmarca en un movimiento que busca museos más sociales. “A veces diseñamos discursos y  no esperamos que nos digan qué nos parece”.

IMG_0175

Mediante acciones puntuales y actividades ellos conectan lo que hacen en la universidad con la vida real. Y buscan acercar el patrimonio del Museo del Prado a tres poblaciones puntuales: no videntes, sordos y reclusos del sistema penitenciario. Una de estas acciones fue una serie de cinco charlas muy exitosas que buscaban desarrollar la sensorialidad de obras del Museo del Prado. Es que el mundo sensorial no está muy trabajado en el museo, en ninguno casi, diría yo. Partieron de El jardín de las delicias, de El Bosco. A estas charlas asistían referentes del mundo del arte y de otros segmentos, según el sentido que se tocara. Un ejemplo. Cuando se trató del sentido del gusto el Prof. Jesús Cantera Montenegro dio una conferencia sobre el tema, luego Mateo Sierra, cocinero, finalista del programa MasterChef 2 hizo participar a los asistentes en una degustación de comida inspirada en la obra de El Bosco. Hubo, según explica Ángel Pazos López, total coincidencia entre los descriptores visuales y las sensaciones que generaron los sabores. Conclusión: La experiencia estética no está limitada a lo visual.

IMG_0177

Otra de las acciones que realizan es “Hoy toca Prado” una actividad itinerante que pone a disposición del visitante no vidente reproducciones táctiles de obras del Museo del Prado. El reto es buscar una experiencia estética equivalente para el no vidente y también hacerla extensible a personas que pueden ver.  Una de las grandes enseñanzas que en este tiempo han recibido  de estas audiencias los investigadores es que son más importantes las experiencias, las sensaciones y, los sentimientos que la abundancia sin fin de los detalles históricos. Lo importante es, “abrirnos a conectar con la capacidad de percibir”.

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s