De fantasmas, memorias y reflejos

El Hotel de Inmigrantes fue en su época paso obligado para todos aquellos que llegaban a estas tierras en busca de un futuro mejor. Desembarcaban cansados, a menudo enfermos, con añoranza de las familias que dejaban atrás. Si creyéramos que los edificios tienen memoria, las frías paredes de este hotel, ahora sede de MUNTREF seguramente alojarían emociones de todo tipo. En estos días, dos muestras se articulan a la perfección en este fantasmagórico espacio.

Por un lado Bernardí Roig desparrama por todo el edificio sus estatuas e instalaciones. Leandro Erlich, en cambio, encierra en un cofre su onírico Puerto de Memorias. Visité la muestra junto a un grupo de periodistas guiado por el director de Muntref, Anibal Jozami, la subdirectora y curadora Diana Wechsler y los artistas.

Pr†cticas de Atenci¢__n, 2007. Bernard° Roig

Roig insistió en que le interesaba el lugar y no las esculturas. “El lugar está impregnado de emociones, quería ocultarlas para mostrar el sitio. Las esculturas sos vois”, nos aclaró el artista mallorquí. Hace falta ir contándolos para no perderse a ninguno de estos seis hombres descoloridos que Roig plantó en lugares específicos. Hay también una instalación lumínica, un video y una proyección de un hallazgo del artista. Él encontró en una mesa de marmol dos siluetas talladas y se las apropió: “La iconografía de la memoria del lugar se proyecta en el piso. Alguien hizo un rostro en una mesa de mármol hace 100 años” la imagen tiembla y eso potencia su efecto: “me interesó que tuviese un temblor, el del inmigrante, el del oleaje del mar”. Casi al final del recorrido nos esperan 160 dibujos realizados a los largo de 30 años.

En una sala en penumbras Leandro Erlich se envuelve en el potencial simbólico de los reflejos “en el reflejo está esta acción imposible de atrapar. De ahí la idea del bote que tiene por arriba su forma natural y por abajo su morfología está afectada por cómo se ve su reflejo en el agua”. La obra se hizo originalmente en Seúl bajo el título Port of Reflections, pero allí los botes no se movían, estaban amarrados al muelle. Pero, nos advirtió Erlich “el truco no es el tema. Mis abuelos han pasado por este lugar y esto tiene una connotación ligada a la poética que traté de construir en relación con mis emociones y este sitio. Es una situación muy contemplativa donde nada pasa y pasa todo”.

Leandro Erlich-Puerto de memorias

Se pueden visitar de martes a domingos de 11  a 19 en Av. Antártida Argentina 1355 (entre Dirección Nacional de Migraciones y Buquebus). Entrada por Apostadero Naval, Dársena Norte.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s